ANTICIPARSE A LAS ACCIONES DE LA COMPETENCIA

Como señalo en  mi trabajo sobre LA INTELIGENCIA COMO HERRAMIENTA ANTICIPATIVA, ésta realiza seis funciones específicas para proporcionar conocimiento acerca de las amenazas que se derivan del entorno circundante y la actividad del competidor, así como para negar ese mismo conocimiento a la competencia.

La primera función es apoyar la creación de estimaciones, lo más precisas posible, de la situación por parte del directivo. Obtener una apreciación inicial de la diversidad de aspectos del entorno de mercado, incidiendo especialmente en lo referente a la competencia y las amenazas a la seguridad. El personal de inteligencia utiliza técnicas específicas para estimar las capacidades, intenciones, vulnerabilidades y posibles cursos de acción del rival. De esta manera, la inteligencia apoya la toma de decisiones y la planificación en los momentos iniciales de un proyecto.

La segunda es analizar y actualizar de forma continuada los cambios que se producen en el entorno de mercado. Si bien esa estimación inicial de la situación se lleva a cabo antes de la ejecución y proporciona la base para el plan, su desarrollo tiene lugar durante la ejecución, proporcionando la base para ajustar los planes a las nuevas circunstancias o para aprovechar las oportunidades que puedan surgir.

La tercera es localizar indicadores para proteger a la organización por medio de alertas tempranas ante acciones hostiles o potencialmente hostiles, limitando así la posibilidad de ser sorprendido, mediante la adopción de las medidas o precauciones necesarias.

La cuarta función es apoyar a cada departamento, especialmente al que se ocupe de la seguridad, en sus responsabilidades de protección. Se incluyen en ese concepto de protección las acciones defensivas, medidas de seguridad y actividades de obtención de información, llevadas a cabo para precavernos contra los efectos de la acción del rival. La manera de hacerlo es estimando y valorando las capacidades del competidor y su actividad de inteligencia, recomendando contramedidas frente esas capacidades. El apoyo a la protección requiere evaluaciones detalladas tanto de las capacidades como de las intenciones del competidor. Un programa eficaz de protección disminuye la capacidad del adversario para tomar medidas ofensivas contra nosotros.

La quinta función de la inteligencia es reforzar al departamento de operaciones en la focalización mediante la obtención de información sobre objetivos y la elección del mejor método para abordarlos, ubicando y dibujando targets rentables y estimando su vulnerabilidad e importancia. Los objetivos pueden ser objetivos físicos como una instalación, o funcionales como el sistema de planificación y ventas del rival.

La sexta función es apoyar la evaluación de las campañas y el entorno para determinar los efectos de las acciones propias en el adversario. Mide el impacto ocasionado por acciones específicas sobre aspectos concretos, y también en las capacidades e intenciones futuras, proporcionando la base para futuras acciones, así como un enlace dinámico de retorno al primer paso del ciclo de inteligencia. Como elemento aplicado a las organizaciones la entenderemos según los puntos de vista que se desarrollan a continuación, pero el conocimiento y la especialización en este campo imponen añadir un foco nuevo, que es su carácter disciplinar.

¿Por qué es tan valioso conocer lo que hace tu competidor? 

FUENTE: MARCE REDONDO; CINCODÍAS “EL PAÍS ECONOMÍA” // 2 FEB 2021

https://cincodias-elpais-com.cdn.ampproject.org/c/s/cincodias.elpais.com/cincodias/2021/02/01/extras/1612194873_113405.amp.html

El análisis de la competencia es una práctica fundamental para mejorar,Competencia empresarial afianzarse y no caer en los mismos errores; también para identificar posibles sinergias.

Por muy novedoso, diferenciador e innovador que sea un proyecto, producto o servicio, con toda seguridad no estará solo en el mercado, que es libre y está en continua transformación. Por eso, analizar lo que hace la competencia es una práctica imprescindible para que toda empresa sobreviva y, sobre todo, mejore.

“Se puede aprender cuál es el origen de su éxito, pero, sobre todo, lo que es mejorable o, más aún, aprender de sus fracasos. Sabiendo qué necesidad de los clientes no cubren los competidores, se puede encontrar un buen nicho de mercado”, explica Mercedes Rubio Andrés, directora del Grado en Administración y Dirección de Empresas de la Universidad CEU San Pablo. Como ejemplo cita compañías asiáticas, como OPPO o Samsung, que han conseguido entrar en países europeos conociendo primero lo que hacían sus futuros competidores.

¿Por qué es importante saber lo que hace el contrario?

Artículo completo en:  https://cincodias-elpais-com.cdn.ampproject.org/c/s/cincodias.elpais.com/cincodias/2021/02/01/extras/1612194873_113405.amp.html

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap