DESTINOS MILITARES

PERIODO DESEMPEÑADO COMO TROPA

En el año 2000, mientras cursaba la licenciatura en Derecho decido recuperar mi vocación militar, en esas fechas había sobrepasado la edad para el ingreso directo en las academias militares, por lo que asumo el reto de comenzar desde abajo.

ESCUELA DE FORMACIÓN DE TROPA DE INFANTERÍA DE MARINA (ESFORTIM)

 

De esta manera superadas, las pruebas necesarias para acceder, me incorporo a la escuela de formación y realizo los periodos pertinentes para convertirme en militar profesional.

Superada la formación me incorporo al Tercio de Armada (Brigada de Infantería de Marina), el TEAR, ubicado en la localidad de San Fernándo (Cádiz).

 

BATALLÓN DE CUARTEL GENERAL

Ya en el legendario Tercio de Armada soy destinado a la Compañía de Inteligencia, en la que compagino la dureza del adiestramiento como infante de marina con el aprendizaje de los aspectos técnicos de la unidad, en la que además del manejo avanzado de equipos de comunicaciones, debía familiarizarme con el manejo de radares terrestres, sensores sísmicos, cámaras térmicas y técnicas de infiltración de pequeñas unidades.

En aquel entonces el ritmo de maniobras era muy alto, y la más esperada era la que realizábamos anualmente en Cerdeña, en la que la Brigada ponía en práctica un alto porcentaje de sus capacidades.

Durante ese periplo también pasé un periodo de tiempo asignado a la sección de inteligencia del Estado Mayor de la Brigada (G2). Y mi último servicio como tropa en la compañía de Comunicaciones.

A pesar de que era una época en la que los despliegues internacionales ya eran frecuentes en esta fase no tuve ocasión de sumarme a ninguno, viendo con frustración como pasaban de largo destacamentos en Bosnia, Iraq o Haití.

La actualidad más destacada con la que tuve contacto provino de dos acontecimientos que hicieron historia; los atentados del 11 de Septiembre de 2001 en Nueva York, y el desastre ecológico del “chapapote” ocasionado por el vertido del buque Prestige en 2002.

El primer evento desencadenó la operación Libertad Duradera, cuya rama menos glamourosa se desarrollaría en la Base Naval de Rota, cuya protección corrió a cargo del Tercio de Armada. Nuestra unidad, con sus radares y sus cámaras térmicas, vigilaba posibles intrusiones desde la mar.

El segundo, el desastre ecológico en el noroeste de la península ibérica, desembocó en el alistamiento de nuestras Fuerzas Armadas para limpiar el litoral afectado, en mi caso, tuve la satisfacción de participar en las tareas que se llevaron a cabo en Santander y alrededores.

PRESTIGE Medalla otorgada por las autoridades de protección civil a los participantes en las tareas de limpieza, versión militar.

DESTINOS COMO OFICIAL DE INFANTERÍA DE MARINA

 

Tras regresar a las aulas de la Facultad de Derecho surgió la oportunidad de ingresar en la Escuela Naval Militar y, en 2006 estaba nuevamente en el Tercio de Armada, esta vez con el empleo de Alférez.

EL PRIMER BATALLÓN DE DESEMBARCO

Mi primer destino fue el Primer Batallón de desembarco, 3ª Compañía, al mando de la Sección de Armas (ametralladoras y morteros de 60 mm).

Esta vez el despliegue en una misión internacional no se hizo esperar, a primeros de 2007 mi Compañía salía a Bosnia i Herzegovina.

Había liderado la sección de armas hasta el despliegue, en que nos reconvertimos en la 3ª Sección de fusiles.

En las compañías de fusiles los principales cometidos son, además de los intrínsecos como unidad de combate, los que siguen:

  • Función docente, encargados de instruir al personal subordinado.
  • Gestión de equipos de entre 30 y 50 personas en mandos de entidad Sección, en todos los aspectos relacionados con un departamento de recursos humanos.
  • Responder de grandes cantidades de inversión en material crítico (armas, visión nocturna, vehículos, comunicaciones y demás equipo asignado a su entidad).
  • En común con cualquier unidad militar, debemos potenciar y mantener las correctas relaciones con entes no militares de nuestro entorno, en especial en salidas fuera de la localidad en que esté ubicada la base y, muy en particular, en misiones en el extranjero, donde la comprensión mutua y la empatía cobran gran relevancia.

EL GRUPO DE MOVILIDAD ANFIBIA

Antes llamado Grupo de Armas Especiales. Al ascender a Teniente y tras algo mas de tres años en el Batallón de fusiles, pasé destinado, en 2009, a la Unidad de Embarcaciones de Asalto.

Los cometidos desempeñados por la Unidad eran los siguientes:

  • Protección de buques e instalaciones en la mar.
  • Escolta de buques en aguas potencialmente hostiles
  • Inserciones y extracciones en playas con rapidez y sigilo.
  • Reconocimiento de playas e instalaciones costeras.

La gestión de una flotilla de 20 embarcaciones rápidas, supone la asunción de las siguientes responsabilidades:

  • Empleo táctico.
  • Control de sus ciclos de mantenimiento, materiales asociados, combustibles etc.
  • Interactuaciones con todos los medios que circulan, trabajan y operan en el ámbito marítimo; así como las relaciones con numerosas empresas proveedoras de materiales y servicios.

En esta unidad permanecí intensos años en los que acumulé una experiencia atípica para los oficiales del cuerpo. Muy relacionados tanto con la parte naval de la Infantería de Marina, como con las operaciones especiales, de las que constituíamos uno de los principales medios de inserción.

EL BATALLÓN DE CUARTEL GENERAL, DE NUEVO.

En 2011 regresé a la unidad en la que empecé en el cuerpo.

LA COMPAÑÍA DE INTELIGENCIA

La particularidad de este tipo de unidades abarca:

  • Parte de las anteriores gestiones de personal y material (en este caso de elevadísima sensibilidad).
  • Desarrollarse en ambientes no controlados.
  • Mimetizarse con cualquier entorno, sea hostil o amigo, sin declarar el rol real del individuo. Ello sin alterar en lo más mínimo esos entornos y su normal convivencia.

Inicialmente mandaba la Sección de obtención, que se desarrolla todo el espectro de actividades relacionados con:

  • Inteligencia de campo.
  • Vigilancia y Contra vigilancia.
  • Entrevistas.
  • Interrogatorio.
  • Control de personal local en instalaciones en el extranjero.
  • Intercambios de inteligencia con personal clave.
  • Análisis de la información obtenida por todas las fuentes.
  • Análisis de redes criminales.
  • Elaboración de patrones de vida de organizaciones y personas de interés.

Destinado en esta unidad desplegué en Afganistán, en la COP Bernardo de Galvez II, en Ludina, como asesor de dos compañías de fusiles afganas, entre finales de 2012 y principios de 2013. Un mes después del regreso nos estrenamos como padres, nació nuestra hija Sara.

También en este destino realicé el curso avanzado de inteligencia y seguridad, en su décima edición.

Dentro de la misma compañía, tras regresar del curso de inteligencia, pasé a mandar el Centro de Integración y Difusión de Inteligencia, CIDI.

La principal actividad desarrollada por este órgano consistió en:

  • Auxilio a la toma de decisiones por parte del Estado Mayor del General al mando de la Unidad.
  • Análisis del terreno, la amenaza, el adversario y las posibles líneas de acción, así como la posible respuesta del adversario a nuestras líneas de acción alternativas.
  • Análisis de las fuerzas del entorno que nos afecta y grupos hostiles con los que pudiéramos tener contacto.
  • Planes de evacuación de fuerzas propias y personal civil en zonas potencialmente hostiles y operaciones NEO (extracción de personal no combatiente de zonas en conflicto).

LA FUERZA DE GUERRA NAVAL ESPECIAL

En 2014 puse rumbo a Cartagena, fui destinado a la FGNE. Unidad heredera de la antigua UOE o Unidad de Operaciones Especiales, que nació dentro del Tercio de Armada y, tras fusionarse con la Unidad de Buceadores de Combate, pasó a ubicarse en Cartagena.

Entre las características de la unidad podemos destacar:

  • Gestión de muy poco personal pero muy altamente cualificado.
  • Gestión de materiales de gran complejidad técnica.
  • Gestión de trabajos de muy alta sensibilidad de cuya discreta, eficaz y contundente realización pueden depender valores estratégicos.

Poco después de instalarnos en Cartagena tuvimos a nuestro segundo hijo, Pablo.

Fui a esta unidad “reclutado” por las capacidades adquiridas en el ámbito de la inteligencia, pero finalmente las adquiridas en el terreno de las embarcaciones de asalto fueron mas demandadas por el mando, quedando de esta manera al mando de la Unidad de Embarcaciones. No obstante seguí desarrollando labores de inteligencia, desplegando en la operación ATALANTA, en aguas de Somalia, como oficial de inteligencia.

Permanecí tres años y medio en este destino, con los cometidos:

  • Gestión de material de alta tecnología (Armas, equipos de comunicaciones, visión nocturna y, por supuesto, náutica).
  • Liderazgo de personal altamente cualificado y comprometido.
  • Gestión de numerosos despliegues internacionales, principalmente en aguas de Somalia, aunque también en misiones de asistencia militar en África y colaboraciones con importantes agencias en diversas zonas del mundo.

 

Además, como experto en INTELIGENCIA, se suman los siguientes cometidos:

  • Estudio del adversario.
  • Análisis prospectivo sobre la evolución de acontecimientos de interés.
  • Estudio de las líneas más probables y más peligrosas a las que la unidad puede enfrentarse.
  • Análisis de las vulnerabilidades propias y mitigación de las mismas.
  • Atención a bloquear estas mismas acciones por parte del adversario (contra inteligencia).

El último año destinado allá tuvimos a nuestro tercer, y último hijo, Álex.

GRUPO DE APOYO Y SERVICIOS DEL COMBATE

Terminado el tiempo de servicio en Cartagena decido regresar al Sur, nuevamente paso a prestar servicio en el tercio de Armada, esta vez en el GASC, al mando de la Compañía de Aprovisionamiento de Combate.

La gestión de esta Unidad implica:
  • Familiarizarse con todo lo necesario para abastecer en cualquier parte, en cualquier terreno y por cualquier medio a las unidades desplegadas, en todas sus necesidades, tanto de combustible, como de munición, comida y agua.
  • Gestión de cisternas de combustible, potabilizadoras de agua, cocinas de campaña, maquinaria pesada, transporte y conservación de alimentos y munición, cargas suministradas desde el aire y desarrollo de todo ello, tanto en ambientes hostiles como amigables.
  • Las relaciones con autoridades civiles y empresas suministradoras cobran, en este caso, especial frecuencia.

En Julio de 2018, al ascender a Capitán, causo baja en este destino, pasando a ocupar vacante en el Estado Mayor de la Brigada, en la sección de Operaciones.

Nada mas iniciar este destino, en Octubre del mismo año, despliego en la Operación SOPHIA, a bordo de la Fragata Reina Sofía, en aguas de Libia, regresando en Febrero de 2019.



 

2 respuestas a «DESTINOS MILITARES»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.